Actualidad

SEO 2019: estrategias y conclusiones

Cómo han influido los cambios en el algoritmo de Google para el SEO 2019

Este año ha sido un tiempo de cambios para el marketing digital, especialmente en cuanto a posicionamiento se refiere. Las búsquedas por voz y el creciente uso de dispositivos móviles ha obligado a cambiar la ‘dinámica general’ Al menos, eso se desprende de los cambios SEO 2019.

Ahora bien, ¿la situación ha dado un vuelco definitivo? No. Aunque el Mobile First -o pensar primero en dispositivos móviles- ha obligado a priorizar nuestra estrategia de manera distinta, lo cierto es que es un paso más en la evolución natural del márketing digital y del SEO. Por su parte, las búsquedas por voz sí que se presentan como el gran obstáculo de muchas empresas y firmas del sector.

Desde luego que ambas variables no son definitorias, pues ocupan una parte del espectro que Google va perfilando conforme el paso de los meses: búsquedas a gusto del consumidor. De esta manera, aunque la visualización y la manera en que estos nos encuentran son factores de peso, la gran estrella sigue siendo el contenido. Al menos, eso se he podido averiguar tras mi experiencia gracias a una página: Periodista digital en Madrid y un artículo: el mejor ordenador para trabajar en 2019.

Algoritmo California y SEO 2019

Longitud del texto

Los microtextos no le gustan a Google. Eso está claro a no ser que nuestro objeto sea una receta (y ni con esas). Con menos de 500 palabras nos perderemos en las páginas de atrás del buscador, con 1000 subiremos algunas, pero quedaremos en “media tabla”.

A partir de 1500-1700 palabras ya comienza a tener “peso” para el buscador. Incluso hasta las 2000 palabras el margen de mejora en el posicionamiento es sustancial. También depende de la autoridad de nuestro dominio.

Eso si, de poco sirve escribir 8.000 palabras si no damos respuestas a los usuarios.

Actualidad y cadencia de contenidos

Los contenidos de actualidad y una afluencia diaria de estos nos ayudará a generar más relevancia en la red que si lo hacemos de temas atemporales y de forma mensual. Si bien, es recomendable equilibrar este tipo de contenidos, pues los usuarios no siempre se comportan de una manera ‘lineal’.

Pertinencia y originalidad

Una escasa tasa se rebote y que responda a las búsquedas de los usuarios es clave para un buen posicionamiento. Por ello se entiende que un texto largo y que abarque todos los aspectos del tema que se trata será más útil para los usuarios. A su vez les retendremos más tiempo.

Por supuesto, esto se debe completar con contenido original. No hay nada que nos penalice más que un contenido duplicado.

El CTR también es clave, por lo que la elección de un Meta Title y Meta Description atractiva es vital.

Palabras claves

El longtail funcionan muy bien si nuestro sitio tiene “poca fuerza”; pero eso no quita que nuestro texto deba abarcar todo el campo semántico que rodea la idea o concepto clave, incluyendo sinónimos. Cuanto más reforzado esté el término, más relevancia ganaremos en las búsquedas.

Está bien que la palabra clave aparezca varias veces en lugares específicos, pero sin caer en la banalización. La sobreoptimización es pan para hoy y hambre para mañana, literalmente.

Imágenes, vídeos y recursos externos

Si bien es cierto, debemos tener cuidado con los enlaces externos para no dejarnos la autoridad de dominio por el camino. Eso sí, varias imágenes con los atributos alt correctos y vídeos para generar retención en nuestra web. Otro punto muy del gusto de Google. El ‘no follow’ es fundamental, pero debemos buscar un equilibrio para que no nos penalicen posiciones, y desde el año que viene vamos a tener que habituarnos a las nuevas metaetiquetas.

Los enlaces a Amazon y otras plataformas no me han generado una diferencia tan fundamental como para sentenciar su indispensabilidad.

Enlaces internos y anchor text

A diferencia de los externos, que pueden penalizarnos, los internos son esenciales para que una página o un artículo adquiera relevancia para el buscador dentro de nuestra web. El texto que enlaza a otra página es como si fuera ‘su nombre’. Usar algún sinónimo, palabra clave o disponerlo exacto son algunas de las variantes que debemos realizar.

Asimismo, las categorías o etiquetas juegan un papel fundamental en ello. Enlazar palabras clave y páginas que nos interese posicionar en estos nos ayudará a escalar posiciones.

Posición de otras páginas internas y relevancia semántica

Aunque no parezca relevante, a mayor relevancia de las páginas con las que enlazamos internamente harán que la página que queremos posicionar aumente su visibilidad. Este ’empujón’ se potenciará cuanto más cerca del campo semántico estén las palabras claves para las que se posicionen estas otras páginas.

Directorios, rrss y SEO off page

Las granjas de enlaces son una práctica desaconsejada; pero directorios que abarquen nuestra temática y con una buena autoridad de dominio marcan la diferencia. Es cierto que no es determinante para pasar de una séptima página a la primera; pero sí nos aporta un plus más que nos acercará a nuestros objetivos.

En cuanto a las redes sociales, aunque sean enlaces no follow, una gran difusión, las palabras clave y enlaces que apuntan a nuestro sitio son determinantes para auparnos esas pocas posiciones que pueden aumentar nuestras ventas.

Tablas de contenido y meta descripción

Ordenar el contenido es una buena manera de aumentar la interactuación, enlaces internos y que en los resultados resalten en el extracto de la meta descripción. Y es que esta última no juega un papel fundamental más que para atraer clics y convertir impresiones en visitas.

Si bien, las tablas no funcionan en todos los casos, por ello es cuestión de probar en cuáles nos favorecen.

Indexa con Search Console con url estructuraras

La indexación es la manera en que Google nos encontrará. Aunque no estemos bien posicionados en un primer momento, es cuestión de semanas que Google nos ‘coloque en el mapa’. Tras ello, con el trabajo bien hecho, experimentaremos una subida inesperada y sorprendente.

En cuanto a las urls, deben ser claras para Google y estructuradas con las palabras clave colocadas en orden de importancia de mayor a menor de izquierda a derecha. Los números o signos deben desaparecer y las ‘stop words’ tampoco influyen significativamente en las búsquedas logtail a no ser que la competencia en esa búsqueda exacta sea abrumadora.

Conclusión

Todos estos detalles son los que he podido apreciar como más relevantes a la hora de posicionarnos en el buscador de Google mediante acciones SEO 2019. Si conocéis alguno más que os haya funcionado, podéis compartirlo en los comentarios.

Yo, por mi parte. compartiré un poco más adelante mi experiencia de posicionamiento en medios de comunicación digitales. Puedo decir que los resultados os sorprenderán.

 

Juan Pedro de Frutos
Periodista digital en Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *