Actualidad

Sánchez regala Gibraltar en el Brexit

Pedro Sánchez se va de ‘gira’ a Cuba en las últimas negociaciones del Brexit y Gibraltar

El día de la marmota. Aquí y en Gibraltar. El gobierno, que ha vuelto a hacer uso de su propaganda política con el Brexit, quiere vender una imagen idílica de lo que realmente fue el acuerdo: pura tomadura de pelo para los españoles. Y es que en el día decisivo, después de año y medio de dimes y diretes, Pedro Sánchez se va a Cuba, en contracorriente de lo indicado por la UE días atrás, como si él y su mujer fueran los Kennedy españoles o la nueva monarquía.

Y sí, fue una tomadura de pelo, lo de Europa. Gibraltar es y será británico. Casi vuelve con nosotros; pero ahora ni seremos los que negociaremos ni tendremos potestad en nada que se hable sobre este territorio. La UE nos ha “engañado como a chinos”. Solo Reino Unido y un comité de la Unión hablarán del Peñón. Tal cual. Alevosía, tal vez. ¿Nocturnidad? Sí, sería así si nuestro presidente de Gobierno no estuviera más centrado en la propaganda y en los países de políticas amigas que en lo que debe centrarse.

No nos engañemos, que esto viene de largo. A quién le manda a nuestro presidente no electo reconocer soberanías en contra del sentir de la UE. ¿Kosovo? Claro. Y ahí está Palestina, por supuesto. Toda una afrenta a la postura de la UE que nos ha pasado factura. Aunque claro, lo de vetar el acuerdo irá en diferido, a lo Bárcenas. Desde luego, aquí Borrell se lució al dejar pasar todo. Aspirar a tomar el poder del Parlamento Europeo es un objetivo encomiable; pero de ahí a lo acordado, hay mucha diferencia. Una cosa es la política de puertas para adentro y otra bien distinta, la exterior.

Eso sí, los socios de Sánchez en España ni sienten ni padecen por ello. Están más enfrascados en manifestaciones, luchar contra los coches y compararlos con las depuraciones del agua, amén de declarar la guerra a los mismos impuestos que suben y que pusierin en marcha veinte años atrás.

Bankia y juicio

Efectivamente, podía ser peor. Hoy comienza el juicio del caso Bankia. Cuyos responsables, que no los políticos que lo permitieron, no están en el banquillo. ¿Y qué hay de los que permitieron la salida a bolsa? MAFO y el Banco de España, la CNMV y la ministra -si, ministra- Elena Salgado. La misma que dijo a las cajas que lo mejor era que se fusionaran.

Total, que otro lunes, más. Nada cambia en España ni en Gibraltar. Tal vez en la City, que se jacta de habernos humillado; pero eso que nos lo mande Junker por carta.

Juan Pedro de Frutos
Periodista digital en Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *