Intrahistoria

Las razones de Núñez Feijoo para no presidir el PP

El anhelo de Núñez Feijoo

Alberto Núñez Feijoo, el que hasta hace poco más de un mes fuera el barón más importante en el PP -a falta de otro-, también es hombre de peso en el partido. Gallego y templado, como Mariano Rajoy, apareció en todas las quinielas. No en vano, es bien recibido entre el electorado, la militancia y la cúpula debido a su talante. El quid, sin embargo, son los nuevos vientos de la política actual.

Feijoo se trata de una apuesta en firme -y no de futuro-, pues la renovación se asocia a la juventud o ser mujer. Aunque no sea algo negativo, el ahora exige concesiones estratégicas en política. ¿Esta fue la única razón? La respuesta es: no.

Y es que Feijoo tiene otros derroteros tan golosos como Génova o La Moncloa. Tal vez con menos exposición a la opinión pública; pero más cómo a largo plazo.

La relación del Íbex 35 con Feijoo

El barón popular, ahora sobrepasado por Moreno Bonilla, cuenta con un gran apoyo en el Íbex 35. Se trata de su propia mujer. Y es que su esposa ocupa un cargo de peso en una de estas empresas. La propuesta es firme: un puesto en el consejo de Administración en cuanto deje la política. Tiempo prudencial mediante para con las puertas giratorias.

La firma, que recientemente cambió su logo, no es otra que Zara. De hecho, el valor añadido del popular en la empresa de Amancio Ortega está fuera de toda duda. Por supuesto, aunque la oferta está sobre la mesa, por el momento no existe ningún tipo de acuerdo. La cuestión es conocida por todos: política es política. Todo puede dar un vuelco enorme, lo que obligaría al PP a prescindir de Casado y, en última instancia, precisar a un líder del talante de Núñez Feijoo.

Juan Pedro de Frutos
Periodista digital en Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *