Deporte Intrahistoria

Así acabó Lopetegui en Chamartín

LOPETEGUI Y LO QUE NO SEA HA DICHO DE SU DESEMBARCO EN EL BERNABÉU

Está a punto de acabar el verano, pero entre idas y venidas, asueto y cambios, ya tocaba publicar algo -que hace semanas que llevo esperando escribir esto-. Así que vamos a entrar en materia con la decisión con la que Florentino Pérez sorprendió a propios y extraños al anunciar el que a día de hoy es el técnico del club blanco, Julen Lopetegui.

Todos sabemos la pasión desde los despachos de Concha Espina por las encuestas, tipos con talante, que no hayan declinado la invitación antes y capaces de asumir un vestuario de cierta complejidad. Curioso, si cabe, que el vestuario blanco tuvo bastante que ver con esta elección.

Y es que, de todos los que se barajaban de puertas para afuera, ninguno fue el que se hizo la foto en el palco. Desafortunadamente para algunos lo más cerca que estarán de ello es con el photoshop.

Retomando el fichaje de Lopetegui, que a la postre desembocó en un cataclismo en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y provocó un sonrojante ocaso de la generación que nos hizo campeones de todo, se conoce más la rumorología que la verdad. Y es que lo que se sabe no le encaja a nadie.

ANTECEDENTES

Una semana y unos días antes de empezar el mundial las negociaciones entre el Real Madrid y Julen Lopetegui son llevadas a cabo so conocimiento de la RFEF tras el acuerdo.  Rubiales acordó con Florentino que podía abonar la cláusula de rescisión de Lopetegui; pero el anuncio se realizara al finalizar la Copa del Mundo. La entidad madridista aceptó las condiciones bajo la premisa del bien común.

Por supuesto, el vestuario de la selección nacional fue informado de esto, comenzando por Sergio Ramos. Noticia que el bloque decidió no darle mayor trascendencia, pues les unía el trabajo de dos años y una estrecha relación forjada en ese tiempo para cumplir un objetivo común.

Hasta aquí todo iba bien y en el mas absoluto de los secretos; pero la calma se desdibujó a escasos días para el inicio del mundial. Y es que en ese momento, se produce una reunión en conocido restaurante madrileño entre representantes del Real Madrid y Jorge Mendes. Como es habitual, el agente coloca varios de sus nombres sobre la mesa, amén de otros temas a tratar. Sin novedad en el frente hasta que pregunta por el banquillo.

Es entonces cuando por parte del agente se desliza un “tengo entrenadores…” a lo que el representante del Real Madrid contesta con un rotundo “está solucionado”. El desenlace fue lógico, se preguntó por el nombre y salió el de Julen Lopetegui. Lamentablemente para ellos, lo que era una charla habitual, se convirtió en toda una filtración gracias a un camarero despierto; quien fue el que puso en marcha el tsunami posterior.

RESOLUCIÓN

Ante la avalancha de preguntas y el secreto a voces, al club blanco se vio acorralado. No le quedó más remedio que dar la explicación pública pertinente.

Rubiales, avisado previamente a la rueda de prensa, reaccionó como cabría esperar salvo por la destitución del seleccionador. De hecho, inquirió al vestuario sobre el futuro próximo de Lopetegui y obtuvo una respuesta unánime, encabezada por Sergio Ramos; la continuidad de todo el bloque.

Rubiales, haciendo caso omiso al vestuario, decide despedir a Lopetegui. Además, sostuvo una versión pública de desinformación para usarla como parapeto ante las críticas que sabía que iba recibir. Posición que defendió a ultranza, y con la que atacó crudamente al Real Madrid, como ya todos sabemos.

No entraré en más detalle sobre el papel de Sergio Ramos y los otros internacionales madridistas. No aportaría nada a lo ya informado por Ulises Sánchez-Flor en el Confidencial. Os dejo su enlace aquí.

Como adelanto de lo que contaré en los próximos días: el Madrid tiene listo un Plan Renove, al que solo le ha fallado la venta de Modric este año.

Juan Pedro de Frutos
Periodista digital en Madrid

1 thought on “Así acabó Lopetegui en Chamartín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *