Tecnología

Black Friday, ¿ha habido rebajas de verdad?

Todos los años, los consumidores esperamos con ansias al Black Friday y sus descuentos desorbitados; pero ¿los hubo?

Esa es la pregunta que todos nos hacemos tras este Black Friday. Esos descuentos de hasta el 60% casi no se han visto ni en estanterías ni en los portales. Como es habitual, un par de semanas antes de esta fecha tan señalada, los precios se encarecen. Esto se debe a que los agentes dilatan su decisión de compra; pero apenas se han notado los descuentos. Y es que Forocoches comenzó la semana señalando estos pequeños detalles.

Luces y sombras del Black Friday

Desde el domingo 18 comencé a rebuscar por la web en busca de ‘chollos’. El objetivo: una nintendo Switch por debajo de 270 euros, un móvil de gama media alta entre 100 y 150 euros, y un portátil de trabajo para edición y diseño de menos de 700 euros. Solo uno mereció la pena. No cuento el MacBook Air rebajado 1.000 euros que vi ayer. Eso sí su precio de compra era de 2.400 euros, que se iba un poco de lo pensado.

Videoconsolas

Nintendo y rebajas no es un término que vaya de la mano. Solo Worten tuvo una módica rebaja de precio al dejar esta híbrida de la gran N a una cuantía ‘lógica’; pero que se iba de lo estipulado por los gastos de envío. Al fin y al cabo, es una tablet de hace 5 años acondicionada para jugar; pero que tiene el mismo problema de calentamiento. Es un exceso pagar el doble por ese dispositivo sin que tenga ninguna mejora añadida.

Por otro lado, encontrábamos la PS4 por 254 euros en dos grandes superficies. Era la de 500 gb; pero para los casuales estaba bastante ajustada de precio. Sobre todo, las unidades que añadían el último videojuego de Spiderman. Uno de los mejores del año, por cierto.

Móviles

A excepción del descuento del 60% que Vodafone hizo en el Huawei P20 Pro, al dejarlo en 288 euros, no me he encontrado con ‘gangas’. Incluso modelos antiguos como el Samsung J3 superaban los 100 euros hasta en tiendas como Electro Depot, donde compran grandes lotes del mismo producto para poder conseguir precios reducidos, pero de un puñado de productos. Esto contrasta con lo ocurrido el año pasado, Black Friday en el que me hice con un Samsung J5 de 2016 por 120 euros.

La necesidad apretaba, sí, pero su rendimiento igualó al Huawei P10 Lite que adquirí dos meses después por 200 euros. Quizá podamos ver algo parecido el año que viene con el Redmi Note 7, el mejor smartphone barato en 2019.

Portátiles

Es en este apartado donde me llevé la mayor decepción. Acabé comprando un Medion Erazer sin sistema operativo. Eso sí, i5 8300H, ssd y GTX 1050 ti. Podía mejorar el procesador del i5 de 4 núcleos; pero toda la gama i7 ofertada era un engaño. O bien tenía precios inflados de séptima generación, o hablábamos de la gama U. Y es que me di cuenta de dos cosas:

La primera es que los ordenadores a la venta, tanto portátiles como de sobre mesa, tenían los precios inflados y con componentes de menor categoría. La segunda, es que estoy ‘obligado’ a comprar esos materiales, o los más caros, si quiero conformar un ordenador que me sirva como workstation. Es decir, solamente cambiando mi i5 por un i3 8350K, también de cuatro núcleos pero a 4ghz, mi portatil daría un salto cualitativo. Con eso, tendría un gran portátil calidad precio, y me ahorraría 100 euros en componentes.

Dicho esto, podría invertir de ese remanente unos 20 euros en un SSD mejor, y en una gráfica de ram adicional para pasar de los 8 a los 12 gb.

Básicamente, si quiero algo económico y de calidad conforme a mis necesidades, tengo que buscarme las vueltas. Pero debo hacerlo fuera de los canales que tenemos en nuestro territorio o, de lo contrario, contribuyo a dar salida al stock sobrante.

Conclusión

Este año ha sido decepcionante, en lo personal. Aunque los establecimientos prevean muchas devoluciones, es lo que ocurre cuando el precio se altera y los productos se ofertan a una cuantía impropia con ciertas piezas clave de calidad inferior.

Se ha llegado a un punto de comprar por inercia que solo sirve para lucrar a las empresas en los parqués al presentar los beneficios del periodo, como desgranaré en un próximo artículo que es muy posible que vea la luz en la prensa digital.

Juan Pedro de Frutos
Periodista digital en Madrid

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *