Bolsa y mercados

Apple: descalabro en bolsa y crisis

Los factores internos y externo de la caída en bolsa de Apple

El parqué estadounidense sufrió un terremoto con la caída de Apple estos últimos días. El desplome bursátil de la Manzana ha sido un duro golpe para los inversores y, en parte, para el sector tecnológico norteamericano. Si bien, no solo ha habido una razón, pero sí un detonante: las declaraciones de su CEO, Tim Cook. ¿Cómo se ha llegado a esta situación? Vamos a analizar tanto los factores internos como externos.

apple stock aapl

Guerra comercial EE.UU-China

Las tensiones entre ambos países se han evidenciado en el ataque a compañías punteras. Tanto los varapalos judiciales a Huawei en América como a Apple en Asia son un daño colateral de todas las fricciones comerciales que encuentran la punta del iceberg en los aranceles y en una desaceleración coyuntural china. Todo, pese a que ahora podamos estar ante el principio del fin de estas tensiones.

Patentes y Qualcomm

Se trata de un factor relevante en términos internos y externos. Tras romper relaciones con Qualcomm, Apple ha dejado de incluir la familia de procesadores Snapdragon, presentes en todos los  dispositivos Android a excepción de los últimos Samsung, así como la obligatoriedad de suprimir varias animaciones y otros detalles artísticos. Esto ha provocado su paso por los tribunales en China, pero que está tratando de solventar a golpe de actualizaciones.

Unido a esto, se encuentra un litigio por patente de hardware en Alemania. Al no bastar con una actualización de software, Apple se ha visto obligada a retirar varios modelos del mercado, tanto el 6 como el 7. Un hecho que puede ampliarse a más países. Pérdidas millonarias que se adhieren a un menor volumen de ventas.

Menos ventas, precios más altos, menores ingresos

Apple ha optado por incrementar el precio de sus productos sin incluir apenas mejoras. Creyendo que su producto goza de una demanda bastante inelástica -es decir que subiendo el precio tendría el mismo número de consumidores, a imitación del precio de la gasolina o el de la insulina-, decidió desligarse de sus competidores con el encarecimiento de sus terminales. Desgraciadamente para la estrategia de la Manzana, esta estrategia de diferenciación ha sido ampliamente rechazada por los usuarios. Todo, a causa de la nula innovación.

De esta forma, la merma de ventas no se ha suplido con el aumento del precio de los terminales de Apple. Hablamos de unos teléfonos que palidecen en prestaciones y rendimiento ante sus más inmediatos competidores, aunque no por ello significa que sean malos teléfonos: iPhone XR, ¿merece la pena comprarlo?. También podemos verlo en Cómo escoger el regalo perfecto para estas Navidades.

La pérdida de Steve Jobs

Sin duda, la clave de su descalabro. Jobs era y será el genio que hizo que Apple sea lo que es actualmente. Su visión, audacia e ingenio a la hora de crear él la demanda consiguieron mantener a la empresa a la vanguardia, incluso con sus fallos; pero sin él, parece que solo pueden mantener una estrategia conservadora. Mientras otras firmas, como Huawei, marcan ahora el ritmo de la innovación. Sin Jobs, ya no hay revolución en Apple.

Juan Pedro de Frutos
Periodista digital en Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *